Sistema de control de riego y ventilación HortiMaX CX500 de fácil uso da como resultado la mejor cosecha jamás obtenida

La empresa mexicana, Agrícola Oliveros, produce especialmente tomate tipo uva de alta calidad principalmente para el mercado estadounidense. Esta empresa cuenta con 10 hectáreas de invernaderos y pronto se ampliará con otras cinco hectáreas más. En 2014 se instaló un equipo de climatización HortiMaX CX500 para automatizar los sistemas de clima y riego. El propietario Ernesto Oliveros dice que esto revolucionó el sistema de riego que ahora se basa en el nivel de radiación solar. Otro avance fue la capacidad para controlar y aumentar la humedad relativa, que reduce el problema de protuberancias verdes en los frutos. Este año se mejoró la calidad y el rendimiento fue el mejor de todos. La facilidad de uso del CX500 también ha sido una ventaja.

La empresa Agrícola Oliveros comenzó el cultivo de tomates en 2002 y, sobre la base de ensayo y error, ha ido creciendo de forma lenta pero constante desde entonces. Actualmente produce tomates tipo uva de alta calidad principalmente para el mercado estadounidense. Habiéndose extendido a 15 hectáreas, y con las bases establecidas para otras 23 hectáreas, los propietarios decidieron que era hora de avanzar e introducir tecnología para automatizar los sistemas de control de clima y riego. Con eso, este año la cosecha fue la mejor de todas.

La familia Oliveros ha poseído la propiedad en Celaya durante 60 años y en la actualidad está empresa está dirigida por Ernesto (y su hermano José María). La primera cosecha en esta propiedad la realizó su abuelo y posteriormente su padre, quien cultivó cebada, sorgo; en la década de 1980 cultivó hortalizas como el brócoli. El riego por goteo se introdujo a finales de 1990 y a principios del siglo XXI, Ernesto y José María tenían curiosidad por saber cómo funcionaban los invernaderos. En 2001, instalaron un invernadero de prueba de 0.25 ha y lograron producir tomates.

“Nuestro objetivo inicial fue simplemente asegurar que las plantas sobrevivieran. Fue ensayo y error y con ayuda del internet logramos obtener soluciones nutritivas y regímenes de temperatura adecuados, etc. Estuvimos cultivando tomates bola y encontramos un mercado para ellos en la Ciudad de México. Eso nos animó a crecer aún más, primero con media hectárea, posteriormente una hectárea, después dos hectáreas hasta que en 2013 ya contábamos con un invernadero de 10 hectáreas y estábamos exportando tomates tipo uva a EE.UU. y Canadá”, dice Ernesto.

Dudas al principio
En 2014 agregaron cinco hectáreas más y fue en ese momento que se tomó la decisión de automatizar los sistemas de riego y ventilación. “Teníamos mucha gente yendo de un lado a otro apretando botones para abrir las ventilas, esto ya no era razonable.” Sin embargo, Ernesto admite que eran muy escépticos acerca de la tecnología. “realmente no confiábamos en los sistemas; sentíamos que si algo salía mal todo se perdería porque no podríamos solucionar el problema lo suficientemente rápido”.

Sin embargo, platicamos con la gente de HortiMaX, quienes cuentan con una oficina cerca. “Para mí era importante conocer a las personas, en este caso a la gente de HortiMaX México. Necesitaba sentir que podía confiar en ellos, por si algo llegaba a fallar”.
“El sistema de climatización CX500 nos agradó porque es fácil importar y descargar archivos. La facilidad de uso del sistema también es algo atractivo. La parte visual de la interfaz es sencilla así la gente puede seleccionar fácilmente los datos que necesitan. Todos aquí se han vuelto muy receptivos a la nueva tecnología. Muchas personas han estado con nosotros durante diez años y todos queremos mejorar juntos, así que ponemos atención en los detalles. Este sistema nos ayuda a hacer eso.”

Un gran avance
Un gran avance ha sido la capacidad de controlar y aumentar la humedad relativa. Esto ha reducido drásticamente la incidencia de protuberancias verdes en los frutos, dice Ernesto. Las protuberancias verdes eran un gran problema que afecta alrededor del 40% de la producción, debido a que el clima en la primavera es muy seco y muy caliente, alrededor de 35-40 °C.
"La humedad relativa exterior puede ser de 10-20%, lo que absorbe la humedad del invernadero y hace que las hojas sean más pequeñas y que algunos frutos no pueden madurar correctamente. Si los tomates tienen protuberancias verdes, simplemente no te los pagan", dice Ernesto.

"Ahora que podemos controlar con mayor precisión tanto la apertura de las ventilas como el riego y al usar el blanqueo adecuado podemos mantener la humedad en el invernadero a casi el 60%, en comparación con 30-40% en el pasado.” La incidencia de protuberancias verdes se redujo a 6% este año, a lo cual contribuyó el uso de una variedad que es menos susceptible al problema.

La principal variedad cultivada es Angelle de Syngenta, pero Oliveros también vende una mezcla y por lo tanto cultiva cinco variedades en un invernadero. Estos se cultivan sin ningún calentamiento adicional en sustrato de fibra de coco. "Este año hemos tenido el mejor rendimiento obteniendo más de 25kg/m2, pero, la calidad es mucho más importante para nosotros”, dice Ernesto.

Riego basado en niveles de luz
“En este sentido, el equipo CX500 para control de riego y clima ha sido un verdadero cambio en el terreno de juego. Ha revolucionado la manera en que regamos, ya que ahora regamos con base en la radiación. “Incluso podemos manejar áreas separadas del invernadero con tan sólo una pequeño solapamiento entre uno o dos surcos. El cultivo se mantiene más seco en la mañana y podemos controlar mejor los ciclos de riego según la variedad y la edad de la cosecha; comenzamos a regar un cultivo joven a un nivel mayor de radiación que un cultivo más antiguo.”

Esta capacidad de manejar con precisión el cultivo también ha mejorado el nivel de grados Brix en los frutos. “Los tomates tipo uva necesitan tener un alto nivel de grados Brix ya que el nivel alcanzable varia a lo largo del año. Uno de nuestros mayores retos es el clima y este sistema de control nos da buen balance para controlar la producción con mayor precisión y mantener una planta muy productiva. Al manipular de mejor manera la humedad y mantener una mayor CE en el sustrato hemos podido optimizar y mejorar el nivel de grados Brix de este año”.

Mejor rendimiento hasta ahora
La empresa Oliveros ha estado exportando al mercado de América del Norte a través de vendedores canadienses, Mastronardi Produce, desde el año 2005. "La exportación requiere el nivel de calidad más alto y esto es lo que nos ha permitido seguir creciendo. Después de instalar el equipo HortiMaX CX500 para control de clima y riego obtuvimos la mejor cosecha y nuestro rendimiento fue el más alto en la historia. El nuevo sistema y toda la atención puesta en los detalles sin duda nos ayudaron a lograrlo. Ahora estamos en proceso de expandirnos con otras cinco hectáreas y la meta es llegar a un total de 40 hectáreas. "A medida que crecemos seremos capaces de personalizar y simplemente añadir más módulos al sistema de control de clima", dice Ernesto.

Upcoming events

GreenSys
20-24 August 2017
Beijing, China

AMHPAC
24-25 August 2017
Nayarit, Mexico

Canadian Greenhouse Conference
4-5 October
Niagara Falls, Canada

Expo Agroalimentaria
14-17 November
Irapuato, Guanjajuato, Mexico

MJBizCon
15-17 November
Las Vegas, USA

Yugagro
28 Nov. - 1 Dec.
Krasnodar, Russia

Growtech Eurasia
28 Nov. - 1 Dec.
Istanbul, Turkey